¿Cómo aprender inglés desde cero?

Cómo fijar objetivos alcanzables y mensurables

Para dominar el inglés desde el principio, es fundamental fijarse objetivos para saber hasta dónde se quiere llegar, de qué manera y en qué plazo. Estos objetivos deben adaptarse a tu disponibilidad de tiempo. Al principio, es importante

Define tu objetivo a largo plazo preguntándote qué nivel de inglés quieres alcanzar y con qué propósito. Para que el objetivo sea realista, considere cuántas horas a la semana puede dedicar al estudio del inglés.

Fíjate metas específicas que te acerquen a ese objetivo a largo plazo. Por ejemplo, podrías proponerte aprender 25 verbos nuevos esta semana.

Sé consciente de que el progreso lleva su tiempo; evita frustrarte y mantén una rutina de estudio constante.

Sea flexible con sus objetivos. Si progresas más lento o más rápido de lo previsto, adapta tus objetivos a tu ritmo de aprendizaje.

¿Cómo empezar a estudiar inglés desde cero?

Traducción realizada con la versión gratuita del traductor DeepL.com

Aprender inglés como principiante puede ser todo un reto, sobre todo para los adultos, pero con paciencia y dedicación se pueden hacer grandes progresos. He aquí algunos consejos para aprender inglés desde cero, tanto para adultos como para jóvenes:

Establece metas claras: Define tus objetivos y metas para aprender inglés. Cree un plan a corto y largo plazo, y sea realista sobre lo que puede conseguir en cada etapa.

Sumérjase en el idioma: Sumérgete en el inglés todo lo que puedas. Escuche música, vea películas o series en inglés con subtítulos, lea libros o artículos sencillos en el idioma. La inmersión te ayudará a acostumbrarte a la pronunciación, entonación y fluidez del inglés desde el principio.

Práctica regular: La práctica constante es esencial para mejorar tu inglés. Dedica tiempo cada día a estudiar, leer, escuchar o hablar inglés. Incluso 15-30 minutos al día pueden marcar la diferencia.

Traducción realizada con la versión gratuita del traductor DeepL.com

Utiliza aplicaciones y recursos en línea: Hay una gran variedad de aplicaciones y recursos en línea diseñados para principiantes. Algunos ejemplos son English Live, British Council o EF Hello. Aprovecha estas herramientas para practicar y mejorar tus destrezas.

Aprende frases útiles y cotidianas: Además del vocabulario individual, aprende frases comunes y útiles para situaciones cotidianas. Esto facilitará tu comunicación desde el principio.

Lleve un diario en inglés: Escribe en inglés tus experiencias diarias, tus pensamientos o cualquier cosa que te interese. Esto te ayudará a mejorar tu escritura.

Toma notas y utiliza flashcards: Toma notas durante tus estudios y crea flashcards para repasar vocabulario y conceptos clave.

Traducción realizada con la versión gratuita del traductor DeepL.com

Participe en clases de conversación: Muchas escuelas de idiomas y comunidades ofrecen clases de conversación para principiantes. Únase a ellas para practicar la conversación en un ambiente cordial y de apoyo.

Cree un entorno de aprendizaje: Cambia el idioma de tus dispositivos electrónicos al inglés y rodéate de recursos en inglés en tu entorno cotidiano.

Sea constante y paciente: Aprender un idioma lleva su tiempo, así que sé paciente contigo mismo y celebra tus progresos.

Aprende vocabulario básico: Empieza con saludos, objetos comunes, números y días de la semana para familiarizarte con el inglés.

Recuerda que la práctica constante y la exposición al inglés son esenciales para mejorar tus habilidades: disfruta del proceso de aprendizaje de un nuevo idioma y celebra tus logros a medida que avanzas en tu camino hacia la fluidez. Si acabas de empezar este viaje, te deseamos mucha suerte y no dudes en escribirnos si tienes alguna pregunta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *